Estar abiertos a evolucionar la idea

Cuando tenemos una idea que queremos materializar, nos podemos imaginar muchos aspectos y adelantarnos a resultados, todo esto lo hacemos con la experiencia que tenemos y conociendo el comportamiento de cada uno de los elementos que componen la fotografía.

Pero siempre debemos estar abiertos a los cambios, saber escuchar el producto y no caer en bloqueos creativos. Lo más importante es tener una idea clara y buscar la manera de comunicar el mensaje y si es necesario, cambiar algunos aspectos sin afectar el objetivo principal.

BOCETO antes de tomar foto

Para crear una imagen, podemos recurrir a varias herramientas como buscar referentes, inspiraciones, hasta imágenes del mismo producto pueden ayudar mucho para tener un punto de partida. 

Pero también es válido comenzar desde cero, la manera que más usó es hacer bocetos. No importa las habilidades de dibujar o que tanto detalle debe tener, lo principal es que se entienda la idea y tu como fotógrafo captes la idea. 

Esta herramienta puede ser muy útil para entender un poco la composición, los elementos que queremos usar, hasta la posición de la luz. En realidad es muy potente poder plasmar una idea en un papel para no comenzar desde ceros.

1/125seg – F11 – Iso 320

Hoy tomaremos como ejemplo la foto de los goteros.
Cuando comencé a dibujar la idea, tenía muy claro que quería una foto flotante, interactuando con el gotero en diferentes posiciones, ya que eran dos elementos podía mostrar el comportamiento del material, como un gotero totalmente afuera y otro que se viera una parte dentro del frasco.

Esto me ayudaba a mostrar el material, a su vez también trabajar con diferentes niveles de líquido al interior del recipiente.

Cuando comencé a ubicar los elementos, fui haciendo pruebas con la cámara para lograr una composición que me transmitiera toda la idea inicial.

En la fotografia de producto es muy importante mostrar bien los materiales, colores, maneras de uso y el contenido. Uno de mis objetivos principales es poder mostrar en una sola foto el interior del producto.

En el momento de elegir el fondo, me llamó mucho la atención el color dorado. Me parece que hace muy llamativa la foto y puede ayudar a la foto final que se direccione la atención de los productos. 

Debemos tener en cuenta que los contrastes son importantes y juegan un papel muy importante en la composición.

Al ubicar las luces, tenía muy claro que no quiero una luz plana, busco cómo iluminar los bordes para que se entienda la forma cilíndrica del recipiente y que el fondo se mantenga oscuro.

Algo que suelo hacer después de retocar la foto es tomar un poco de distancia, ver la imagen final cerca y alejado, también la veo desde el teléfono. Cuando llevamos mucho tiempo retocando una imagen, no alcanzamos a ver muchos detalles y por esto me gusta cambiar de vista y perspectiva.

Cuando ya tenía toda la imagen finalizada, no me transmitía lo que estaba buscando, y en este punto es importante estar abiertos a cambios y escuchar el producto. Al tener claro el enfoque que le queremos dar se hace mas facil buscar esa intención y hacer los cambios que sean necesarios para llegar al resultado esperado.

Estos fueron los equipos que usé:

NIKKOR 85mm f/1.8G

Nikon D610

Godox SK400II

Contenido relacionado…

PODCAST

Retoque fotográfico

PODCAST

Cómo ser más creativos

BLOG

Retoque fotográfico de producto

BLOG

Leyes de la composición

Comparte este contenido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat